Mar 27, 2018

SOBRE LOS AUTORES

Raúl Rafael Podetti nació en 1931 en Villa Mercedes, San Luis, Argentina. Cursó la Escuela Naval Militar (P.80) y después la carrera de ingeniería naval y mecánica en la Universidad de Buenos Aires. Retirado como Teniente de Navío, fundó con Rolando Marini, la Sociedad de Aplicaciones Navales y Mecánicas -SANYM- en 1964, un estudio de ingeniería naval que luego evolucionó como un dinámico astillero especializado en buques medianos con orientación exportadora. Constituyó SIPIN-AFNE, el mayor emprendimiento público-privado de tecnología naval de su época, que proyectó las mayores obras navales del país. Se destaca su intensa actuación institucional en defensa y promoción de la ingeniería y la industria naval argentina, tarea que mantuvo hasta fin de 2017, participando activamente en la dirección de la Asociación Argentina de Ingeniería Naval (AAIN) y de la Federación de la Industria Naval Argentina (FINA).

Raúl Eugenio Podetti nació en 1958 en Capital Federal, Argentina. Estudió en el Colegio Nacional de Buenos Aires y se recibió de ingeniero naval en el Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA). Obtuvo un Máster de Ciencias en Ingeniería (MSE-Construcción Naval) en la Universidad de Michigan, EE.UU. y un MBA en el IAE, Universidad Austral, Buenos Aires. En EE.UU trabajó en la producción de jack-ups en Marathon Le Tourneau, Texas y, en Argentina, realizó varios emprendimientos empresariales en sectores variados como pesca, marketing y turismo. Desde 1976 trabajó en la oficina técnica de SANYM, en el astillero y en su área offshore, y fue director general de la compañía durante ocho años, desde 1994 hasta su cierre. Fue vicepresidente de Astilleros Río Santiago, y por más de diez años fue parte del Consejo Directivo de la Federación de la Industria Naval Argentina (FINA), de la que hasta fin de 2017 fue vicepresidente.

De lectura obligatoria. ¡Bienvenida esta magnífica obra!
Instrumento esencial para entender las incomprensibles políticas públicas que destinan a la industria naval a la marginación. Abunda en información muy valiosa, y la presenta de un modo muy inteligente, lo que hace la lectura fecunda a la vez que amena. Los Podetti nos proponen la posibilidad de un futuro interesante, con trabajo sostenido y posibilidades de consolidación.

Carlos M. Brañas
Presidente – Asociación Argentina de Ingeniería Naval

 

Tras casi dos años de trabajo intenso, puedo decir que uno de los mayores proyectos navales que encaré está terminado.
Los anteriores fueron diseños, reparaciones o construcciones de buques muy variados, que pueden contarse por centenas, lo cual habla de mi avanzada edad y de la pujanza de esta industria en el pasado.
Hoy, la obra naval, que estamos “botando”, es un libro. Como todo proyecto naval, pasó por etapas de diseño conceptual y de detalle, de trabajos de estructura, de terminación, y de meticulosas pruebas, llegando al momento clave en el que está listo para navegar; en este caso, entre un mar de lectores. En sus singladuras habrá días de calma y de tormentas, ya que la obra tiene algo de agradables recuerdos y mucho de fuerte crítica a una realidad que se intenta cambiar.

Como tantos anteriores, este es otro proyecto llevado a cabo con Raúl Eugenio, mi hijo mayor, que tuvo a su cargo la parte más trabajosa, y con quien compartimos mucho más que el nombre y la profesión. Ambos reconocimos en algún momento de nuestras vidas que, a través de esta industria, ayudaríamos a construir un país mejor.
Juntos hemos proyectado y construido muchos buques; entre ambos, sumamos cien años de profesión; y hoy, presentamos la obra que mejor refleja nuestra pasión común. Un libro que habla de tradición y pasado como de continuidad y futuro; y de una industria que comenzó con la conquista española, que llegó a ser muy grande hace cuarenta años y que en el presente tiene todas las condiciones para recobrar su grandeza.

Este trabajo pretende ser un aporte y una respetuosa pero firme exigencia para los responsables de las políticas de estado, necesarias para construir aquí los barcos que necesitamos. Excluyo de mi respeto a los funcionarios, civiles y militares que no han cumplido con su obligación de cuidar el trabajo argentino y que, por el contrario, han facilitado los negociados asociados a la importación masiva de barcos, sobre todo usados, que podrían haberse construido en el país.

Finalmente, y siguiendo una arraigada tradición marinera, le pediremos a las madrinas, Martha y Sofía, que rompiendo la botella contra la roda, bauticen este libro naval. ¡Buenas singladuras!

Raúl Rafael Podetti

 

Base de reflexión del porvenir de esta industria.
Se muestran claramente las relaciones causa–efecto de las políticas aplicadas por décadas. Ayuda a entender cómo el desarrollo de la industria naval está fuertemente vinculado con el agregado de valor y la generación de empleo de calidad. Las propuestas de los autores del último capítulo serían una excelente base para el debate del porvenir de esta industria.

José Ignacio de Mendiguren
Presidente – Comisión de Industria – Cámara de Diputados de la Nación

También puede interesar